Belice

(esto no es un post sobre música)

Y tus ojos son dos prismas, devolviendo oscuridad

tumblr_m3u3f1a3fG1r901v3o1_500

Buenas noches. Me encuentro frente al ordenador pensando en cómo empezar. Como casi siempre. En un par de horas estaré cenando en Macadamia Graf y en un par de horas más tarde ya estaré gintonic en mano en algún tugurio decadente de Madrid. ¿Cómo entra el primer whisky-cola del viernes, eh niñas? Estoy pensando en ir a La Ruleta a tomar un aperitivo antes de la cena, aunque la verdad es que todo el mundillo del after-work me pone un poco nervioso. No se. Ya veré que hago. Primero voy a terminar este post, ¿no?

Se preguntarán qué suena de fondo. Love of Lesbian. No, no hay cigarrillo candente junto al vaso de whisky. Ni fumo ni bebo solo. Cosas de la vida. Volvamos a Love of Lesbian.

tumblr_mmhfkly4TY1qf7n25o1_500

Es como aquella serie que todo el mundo ve pero que a ti te da pereza empezar. Desde hace un par de años todo el mundo me venía recomendando Love of Lesbian, yo solo había escuchado una canción y no había tenido una experiencia reveladora como recuerdo haber tenido con otros grupos como The Killers, Calle 13, Quique González, Vampire Weekend, Vetusta Morla, o Edward Shapre & the Magnetic Zeros.

Hará un par de semanas, durante un festival que hubo en Madrid, estaba yo calentando motores cuando dijo una amiga: “¿Alguien quiere entrar ya? Love of Lesbian empieza en cinco minutos”.

Me encantan esos momentos en los que pienso: me esperan varias semanas descubriendo la música de un grupo que tiene el ritmo donde a mí me gusta, y sabes que no vas a parar de encontrar canciones que te gustan. Eso es exactamente lo que me pasó tras el concierto. No es como cuando te gustan dos canciones de Imagine Dragons, no, aquí sabes que el grupo y tu conectáis. Sabes que a ellos les pone la piel de gallina lo mismo que a ti. ¿Nunca les ha pasado?

Como les adelanté en el título, esto no es un post sobre música.

tumblr_mjbbe6upZ21rblbjdo1_500

El otro día me paré a desayunar en San Julián, en la calle Alberto Aguilera, a las 10:00am, coincidiendo con el recreo del ICADE. Había varios grupitos de niñas ideales. Perdón. Ideales es poco. Una de faldas largas que desayunaba al fondo de la barra me dejó absolutamente petrificado. Pensé en una frase de un amigo mío: “¿De dónde salen estas chicas, quién las cría?”.

Me llamó la atención la conversación de uno de los grupitos, que comentaba sus planes para cuando acabaran la carrera. “Tía, yo antes de los 35 no empiezo a tener hijos ni de coña, vamos, que nadie me va a quitar a mi el futuro que me merezco” decía una, decidida mientras le daba un sorbo a su cola-light.

tumblr_mu7b2xeQLS1sdcch8o1_500

Fue en ese preciso momento que pensé: qué forma de afrontar la vida ¿no? y cómo han cambiado las cosas. Respeto enormemente las decisiones de cada una, pero no deja de sorprenderme que justo ahora que las mujeres tienen más oportunidades que nunca, que pueden hacer lo que quieran y como quieran, que pueden diseñar su vida a su antojo, se haya puesto de moda una suerte de egoísmo radical y feminismo decidido de unas chicas que se niegan a tener hijos o a apostar por la familia, en favor de una vida laboral que les atrae precisamente por ser exclusiva y absorbente, viviendo esa falso complejo de que una mujer no es libre cuando dedica tiempo a su familia, pero sí cuando se lo dedica a su jefe.

Captura de pantalla 2013-10-10 a la(s) 22.51.02

Había más comentarios del mismo estilo: “es que yo paso de depender de mi marido, tía” fue uno de los que más me gustó. Podría fingir que mantuve las formas y abandoné la cervecería en una discreta sorpresa, pero no fue así. Me di la vuelta y me incorporé a la conversación con la mítica frase “perdonen que interrumpa pero no he podido evitar oírlas, principalmente porque estaba escuchando”.

De esta forma comenzó una discusión que acabó siendo bastante divertida. Ellas intentaban explicarme que los tiempos han cambiado y que ahora la mujer tiene que salir al mundo, no quedarse en casa cocinando; yo le decía que nadie quería tenerlas encerradas cocinando, y que basaban su vida en complejos que ni si quiera han tenido tiempo de formarse.

A una de ellas le expliqué cómo me entristecía ver a gente que fundamenta sus decisiones en los demás, y cómo me entristecía ver que ella quería ser un “tiburón de Wall St” solo por poder igualar lo que su futuro marido sería capaz de alcanzar por aquello de que “no va a serlo él y yo no”. Minutos más tarde acabó admitiendo que le haría mucho más feliz un trabajo que le permitiera compaginar con la maternidad o con las causas sociales. Yo me reía a lo Brad Pitt en Ocean’s Eleven.

Brad Pitt  Ocean's Twelve

En general me entristece ver la lucha de la mujer por huir de la feminidad. Respiren hondo, señoritas, que no quiero decir que ello signifique “quedarse en casa fregando” como replicaban mis ahora amigas. Me refiero a una huída mucho más profunda, una huída que entiende nuestra amiga Malala.

Los sexos se hicieron para encajar, para compaginarse, para caminar juntos. La guerra de sexos tiene lugar entre equipos que juegan a deportes diferentes, pues hombres y mujeres no se hicieron para pelear (al menos no en grupo), y es bien cierto que el feminismo es lo más opuesto que hay a la feminidad. De la misma forma que el machismo.

tumblr_maercsUtLQ1r1yeloo1_500

Hablando con estas chicas, a una le dije amablemente: tienes que darte cuenta de que todas estas cosas te las estás diciendo a ti misma. Estás jugando al tenis contra una pared, pero llegará un momento en el que la pared desaparecerá y alguien se pondrá a jugar del otro lado y no sabes como vas a reaccionar, de hecho estoy seguro de que ni te lo imaginas. Si ahora ahora te centras en ser tan egoísta como Carrie Bradshaw o tan puta como Samantha Jones, me parece estupendo, pero tarde o temprano te darás cuenta de que tu vida no es Sexo en Nueva York.

En realidad no sonó tan bien ni se me ocurrieron esos símiles tan acertados, pero así es como me gusta recordarlo.

tumblr_lk8229jsc31qcvms2o1_500

Señoritas, ¿por qué tanto pantalón? ¿Por qué tanto jersey ancho? ¿Por qué tanta New Balance? ¿Dónde quedaron los vestiditos, el punto ajustado y los mocasines?

¿Por qué tanto whiskey-cola? ¿Por qué no champagne, vino blanco y ginebra? ¿Por qué tanto tabaco? ¿Por qué no más perfume?

Señoritas, ¿Por qué tanto pelito corto?

“Las chicas son guerreras” está bien para un rato, los hombres necesitamos mujeres. Echen su corazón, su imaginación y su feminidad a volar. Igual que Belice.

ALASKA YOUNG

AY@belairblog.es

Bel Air blog en Facebook

@BelAirBlog

Captura de pantalla 2013-10-10 a la(s) 22.43.05

Anuncios

3 pensamientos en “Belice

  1. “Lo importante de la vida es echarle corazón. Algunas mujeres se realizarán trabajando, y otras disfrutaremos del amor y la responsabilidad que puede aportarnos una familia.”

    Suscribo todas y cada una de sus palabras. Me ha encantado.

    PD: Les echábamos de menos por aquí.

  2. Los hombres necesitaréis ‘mujeres’, pero las mujeres de verdad necesitan que los niños de hoy en día no les digan que serán más felices teniendo hijos. No es más femenina una mujer con pantalón que con vestido, ni es más mujer aquella que quiere tener sus propios medios que la que decide dedicarse a la familia. Me gusta mucho lo que encuentro en este blog, pero este post tiene argumentos muy anticuados y sin fundamentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s